Tras la meditación que supone la recolecta algunas flores son seleciionadas para transmitirnos su estado vibracional. Convirtiéndose así en guías emocionales de tu propia alma. Mediante el agua natural son expuestas al sol para finalmente abandonar ese agua en la que ha dejado huella.

Actualmente la fórmula “Flower energy”nos dirige haciea el equilibrio interior.